¿Qué es un épulis?

La palabra épulis deriva de las raíces griegas: EPI (sobre) y OULUN (encía). Son neoformaciones de aspecto tumoral que se asientan sobre tejidos normales a nivel de la encía como consecuencia del crecimiento del tejido conjuntivo. No son muy frecuentes, pero cuando se presentan se evidencian con distintas dificultades.
Estas tumoraciones son benignas y de crecimiento lento. Su evolución comienza a partir de la papila interdentaria (zona de unión de dos piezas dentarias), un dato muy importante para su correcto diagnóstico.

¿Qué es un épulis del embarazo?

También llamado tumor del embarazo o Epulis Gravidarum, el épulis del embarazo es el que se presenta en mujeres gestantes como consecuencia de los cambios hormonales durante este periodo. Es frecuente que desaparezcan después del parto, y si no lo hacen requieren tratamiento quirúrgico.

¿Cúales son los síntomas?

Los epulis se originan desde la profundidad del ligamento periodontal que une diente-encía y posteriormente da inserción al diente en el hueso alveolar. Son dolorosos al comienzo, debido a la presión que ejerce la nueva formación sobre los tejidos vecinos, lo que erróneamente puede llevar a indicar la extracción de la pieza dentaria.
Presenta una coloración más rojiza que los tejidos que lo rodean y su superficie es lisa. No sangra espontáneamente, excepto que tenga lesiones secundarias.
Son generalmente de consistencia blanda, aunque a veces pueden estar levemente fibrosados (de consistencia más dura). Generalmente los de mayor tiempo de evolución, pueden estar fijos o ser móviles, dependiendo del tipo de implantación que tengan.

¿Cuál es el tratamiento?

Los épulis del embarazo deben diferenciarse de varios crecimientos de la encía que se producen normalmente como consecuencia del embarazo, por esta razón es importante el diagnóstico de un especialista. En muy pocos casos desaparece luego del parto, por lo que el tratamiento es generalmente quirúrgico. Si la cirugía es realizada correctamente no aparecerán recidivas. No está relacionada con el grado de aseo bucal y puede volver a aparecer en embarazos posteriores.

¿Qué efectos produce sobre el bebé?

El bebé no corre ningún riesgo por la aparición de un Epulis Gravidarum. De todas formas siempre es importante que realices las consultas que sean necesarias a tu obstetra y que tu odontólogo de cabecera indique y recuerde que se debe esperar el momento del parto para controlar la evolución del épulis y realizar la cirugía de ser necesario.

Comments

comments

Dejar un Comentario